DSV - Global Transport and Logistics

Si trabajas con productos healthcare sensibles que requieren condiciones de temperatura controlada, envíos refrigerados o transporte con hielo seco, DSV tiene las soluciones logísticas de cadena de frío que necesitas.

Con nuestra extensa red, experiencia farmacéutica y sanitaria e infraestructura global, que incluye HealthcareQMS y las instalaciones certificadas por GDP, puedes estar seguro de que tus productos farmacéuticos y sanitarios se manipulan, gestionan y almacenan a la temperatura adecuada durante todo su recorrido.

3 razones para elegir DSV para tu logística de cadena de frío

Almacén

Infraestructura autorizada

Nuestras instalaciones de almacenamiento healthcare cumplen con la normativa GDP (Good Distribution Practice) y están certificadas con un sistema de gestión de calidad interno llamado HealthcareQMS. Podemos transportar tus productos healthcare y farma delicados por todo el mundo, utilizando tanto embalajes activos como embalajes pasivos. Aseguramos que tu mercancía valiosa se mantenga estable y a la temperatura requerida en todo momento.

Evaluación de riesgos

Evaluación de riesgos

Cada eslabón de la cadena de frío implica la posibilidad de que surjan problemas. Entendemos la necesidad de un control total durante todo el envío farma, evaluamos y mitigamos riesgos en todos los modos de transporte para un proceso más fluido y seguro de la cadena de suministro.

Control de principio a fin

Control de principio a fin

Con nuestros propios almacenes y red de vuelos chárter, así como una extensa red de navieras y proveedores de transporte, podemos tener el control total de la logística de la cadena de frío, desde el origen hasta el destino.

Reducir el riesgo en cada etapa del envío cold chain

Nuestras soluciones logísticas de cadena de frío se gestionan mediante la plataforma online Validaide. Este es uno de los programas de evaluación de transporte y gestión de subcontratistas más sofisticados del sector. Une datos de más de 2.500 rutas comerciales para simplificar el proceso de calificación de proveedores y hacer que la identificación de riesgos sea más eficiente.

Supervisión e informes en tiempo real del transporte

Visualiza en todo momento el estado actual de tu envío farma, incluida su temperatura, humedad y otros parámetros críticos en tiempo real, utilizando el tablero de nuestra solución de visibilidad global, DSV Visibility. Esta solución se puede configurar para que te notifique cualquier cambio de temperatura durante el viaje. También se puede vincular a cualquier sistema de monitorización de CCTV (Circuito Cerrado de Televisión).

Con este control y seguridad implementados en tus envíos farma, puedes tener plena confianza en nuestros servicios de logística de la cadena de frío y en la integridad de la temperatura de tus valiosos envíos farmacéuticos.

Soluciones logísticas de cadena de frío para mercancía healthcare y pharma

Como especialistas en transporte de todo tipo de productos healthcare y soluciones logísticas farmacéuticas, podemos personalizar los servicios logísticos de la cadena de frío que mejor se adaptan a tus productos:

  • Transporte con embalajes activos: contenedores activos hielo seco y contenedores activos eléctricos
  • Transporte con embalajes pasivos: mantas térmicas, pallet shipper, contenedores híbridos, servicio de hielo seco
  • Registradores de temperatura

Consulta con nuestros expertos DSV las soluciones que ofrecemos para el control de los rangos de temperatura de los productos healthcare.

Transporte con hielo seco

¿Qué es el hielo seco?

El hielo seco es un producto muy común y ampliamente utilizado. Al mismo tiempo, es un gran desconocido para el público general, siendo sólo en estos últimos años y, debido a su uso generalizado por la industria farmacéutica para la distribución de alguna de las vacunas COVID-19, cuando ha empezado a suscitar especial interés.

El hielo seco o nieve carbónica (en inglés Dry Ice), es dióxido de carbono en estado sólido. Dicho estado sólido y la baja temperatura que genera (-78.5ºC) hacen que sea un elemento idóneo como material de acondicionamiento refrigerante básico en la cadena de frío para el transporte de mercancías. El hielo seco sublima (pasa directamente desde su estado sólido a un estado gaseoso sin pasar por un estado líquido). Para hacer ese cambio, capta energía del ambiente que le rodea y eso conlleva la baja temperatura que hay a su alrededor. Esta sublimación populariza su uso porque no moja ni genera condensación, con lo cual no estropea el producto o embalaje que refrigera.

¿Por qué el hielo seco se considera mercancía peligrosa UN1845?

Los dos principales peligros que tiene el hielo seco son, por un lado, su baja temperatura - que puede provocar quemaduras leves por congelación si no se manipula con pinzas o guantes - y, por otro, que en áreas no ventiladas puede causar problemas de falta de oxígeno, dado que cuando sublima el CO2 generado desplaza el oxígeno del ambiente que lo contiene. Si en un área cerrada se acumula gran cantidad de hielo seco, puede resultar peligroso si no se dispone de una adecuada ventilación.

Normativa de transporte y restricciones del hielo seco

Como mercancía peligrosa, al Hielo Seco le aplican las normativas respectivas en materia de peligrosidad para el transporte aéreo y terrestre. No obstante, cuando se utiliza como material refrigerante de mercancías no peligrosas, tanto los controles como las limitaciones son más laxas.

hielo seco dry ice etiqueta

Es importante tener en cuenta el marcado y etiquetado de los bultos en el que básicamente se requerirá una etiqueta identificativa del producto en castellano e inglés indicando el número de UN y la cantidad neta de hielo seco expresas en Kg, expedidor, destinatario e identificación de clase / riesgo. 

Si el producto refrigerado a transportar es también peligroso, necesitaremos una declaración de peligrosidad y el pertinente etiquetado y embalaje necesario.

CONSULTA NUESTRO ARTÍCULO SOBRE CÓMO EMBALAR Y ETIQUETAR LAS MERCANCÍAS

Cantidad de hielo seco por envío según contenido, distancia y embalaje

El hielo seco como material refrigerante se utiliza básicamente para el envío de mercancías congeladas. La preservación de la mercancía a transportar viene determinada por un buen análisis de la cantidad de hielo seco a utilizar en cada ocasión. Para poder determinar y garantizar la cantidad suficiente de hielo seco del envío refrigerado, ya sea desde origen a destino o entre reposiciones de hielo seco, es muy importante tener en cuenta las siguientes variables:

  • La cantidad de producto a refrigerar
  • La distancia hasta el destino
  • El tiempo de tránsito
  • La temporada (invierno / verano)
  • El origen y el destino

Una vez tengamos claro el escenario, será importantísimo elegir un embalaje adecuado, acorde con el envío que queramos llevar a cabo. La opción más común son cajas de EPS (porexpán), neopor o poliuretano. Es recomendable solicitar al fabricante del embalaje una validación del producto para poder determinar el volumen de hielo seco a utilizar.

En condiciones normales, el hielo seco hace que no sea necesario transportar la mercancía con control de temperatura, pero si se realiza el envío bajo temperatura controlada (+2º+8ºC), la vida útil del hielo se alarga.

Posibilidades de reposición de hielo seco según aeropuerto y aerolínea

La gran mayoría de aerolíneas con producto Pharma / Healthcare en su portfolio, ofrecen servicios de reposición de hielo seco bajo demanda. No obstante, este servicio suele conllevar dificultades de aceptación y gestión y únicamente se ofrece en los HUB de dichas compañías. Si se van a gestionar embarques con hielo seco, es imprescindible contar con un partner con especialización farma y con presencia global como DSV para poder actuar donde sea necesario.

¿Hay alternativa al hielo seco? 

Por todas las razones expuestas anteriormente, el uso del hielo seco en la industria farmacéutica es una buena opción para poder garantizar la preservación del producto en el transporte refrigerado de mercancías congeladas.

¿Ofrece alternativas el mercado del transporte? Efectivamente, tenemos otras opciones que describimos a continuación:

  • Unidades activas para el transporte aéreo, con un coste superior pero garantía absoluta en resultados
  • El nitrógeno líquido (especialmente indicado para temperaturas de ultracongelación a -180ºC). Si el producto a transportar puede soportar esa temperatura, el nitrógeno líquido es una buena solución, dado que actualmente existen contenedores donde el nitrógeno está absorbido en una pared esponjosa interior y no hay contenido líquido, hecho que facilita la gestión del envío y la conservación con tiempos de tránsito superiores a 7 días. Esta solución es habitual en el envío de muestras de productos healthcare.
  • Acumuladores de congelación, la solución menos recomendada, ya que, aparte de su elevado coste, en el momento de sustituirlos, es muy difícil que el aeropuerto intermedio o de destino pueda tener el mismo tipo de acumulador de congelación para remplazar los consumidos, a diferencia del hielo seco, que se puede conseguir fácilmente

Caso de éxito: un clúster sanitario especializado en Bélgica

Más información sobre cómo realizamos transporte con temperatura controlada entre Johannesburgo y Bruselas en nuestro caso de éxito del equipo de DSV Bélgica sobre transporte healthcare y logística de cold chain.

Solicita una cotización

¿Alguna pregunta?

Nuestros expertos están disponibles para ayudarte. Ponte en contacto y encontraremos la solución adecuada a tus necesidades.

Sagrario contacta dsv aereo