Logo DSV
Solicita una cotización

¿Qué es el seguro de transporte y cuándo lo necesitas?

Entiende los principios generales, cuáles son los riesgos más comunes asociados con el transporte de mercancías y cuándo tiene sentido contratar un seguro de transporte.

Los envíos de mercancías son generalmente seguros, pero al igual que con los eventos imprevistos, las cosas a veces pueden salir mal durante el transporte de mercancías. Si subcontratas el transporte de tus productos a un transitario o agente de carga profesional, puedes suponer que el transportista o transitario es totalmente responsable de cualquier daño o pérdida. Este no es el caso.
 
Los transportistas y transitarios solo tienen responsabilidad limitada. Si ocurre un incidente desafortunado, es posible que te enfrentes a una larga lista de términos y condiciones que son difíciles de entender para los no especialistas.
 
Por eso es útil conocer los principios generales, cuáles son los riesgos más comunes asociados con el transporte de mercancías y cuándo tiene sentido contratar un seguro de transporte.
 

Incoterms® y responsabilidad

Para el transporte de mercancías, las reglas de los Incoterms® definen los derechos y obligaciones entre el comprador y el vendedor de servicios de transporte y entrega. Los Incoterms aclaran quién paga qué. También establecen quién es responsable en caso de daño o pérdida de la mercancía en tránsito.
El transportista o transitario solo es responsable si el daño o la pérdida se produce debido a errores demostrables o negligencia durante el transporte. Asimismo, existen límites al alcance de la responsabilidad de los transportistas o transitarios y a la cantidad máxima de compensación que deben pagar.
Transportistas y transitarios: ¿Quién es responsable de qué? Consulta las opiniones de expertos de DSV sobre los Incoterms®.
 

Transportistas y transitarios

Existe una diferencia considerable entre la responsabilidad de un transportista y de un transitario. Un transportista es una empresa que transporta físicamente mercancías de A a B. Un transitario es un intermediario que organiza el transporte en nombre de los clientes. Como tal, un transitario solo es parcialmente responsable en caso de daño o pérdida. Si trabajas directamente con un transportista, el transportista asume las responsabilidades mencionadas a continuación.
 
Resumen de las condiciones y limitaciones que se aplican a la responsabilidad de un transitario y un transportista durante el transporte aéreo, marítimo o terrestre. Las asociaciones locales de transportistas u otras regulaciones pueden estipular una responsabilidad aún menor para el transportista o el transitario.
Modos de transporte  Condiciones estándar Responsabilidad máxima
Transporte aéreo Convención de Montreal SDR 19 por kg
Transporte marítimo Reglas de Hauge-Visby SDR 666.67 por paquete o 2 kg de SDR si es más
Transporte por carretera (internacional) Condiciones CMR SDR 8,33 por kg
 
SDR = Special Drawing Rights o Derechos Especiales de Giro: una unidad virtual monetaria que mantiene el Fondo Monetario Internacional (FMI) y representa un derecho a una serie de monedas importantes (1 SDR es aproximadamente 1,25 EUR en noviembre de 2019).

CMR = Convention Relative au Contrat de Transport International de Marchandises par Route (Convenio relativo al contrato de transporte internacional de mercancías por carretera).

 

Cobertura de seguro de transporte

Si el valor de tu envío es más alto que la cantidad máxima por la que es responsable tu transportista o transitario, es aconsejable preguntar sobre el seguro de transporte.
El seguro de transporte te da la certeza de que, si algo sale mal en tránsito, recibirás una compensación del valor en base a la factura comercial. Si no hay factura comercial, se utilizará el valor de mercado para determinar la cantidad. También se reembolsarán los gastos de transporte.
 
Como remitente, tú eres responsable de contratar el seguro según sea necesario. En algunos casos, el transportista o transitario destacarán específicamente la opción de asegurar el transporte.
 
El nivel de la prima del seguro depende de varios factores, que incluyen:
  • el valor y la naturaleza de los bienes
  • el destino
  • el modo de transporte seleccionado

Riesgos y medidas

Los riesgos comunes asociados con el transporte de mercancías son daños, pérdidas o robos.
 
Daños: Esto incluye productos que se rayan, abollan o mojan durante el transporte.
 
El remitente es responsable de asegurarse de que el envío esté debidamente embalado. Si un envío tiene un embalaje dañado o inadecuado cuando el transportista lo recibe, el transportista registra este hecho en la documentación de transporte. En el caso de transporte aéreo o marítimo, si la mercancía está visiblemente dañada al recibirla el destinatario, el transportista es directamente responsable. En el caso del transporte por carretera, una nota escrita en la documentación de transporte es suficiente. En todos los casos, debe notificarse inmediatamente y por escrito. Si el daño en el envío no es visible de inmediato, el transportista debe ser informado en un plazo de tres días hábiles de que será considerado responsable en el caso de transporte aéreo o marítimo, o en un plazo de siete días hábiles para el transporte por carretera. Las mercancías se suelen entregar al destinatario aunque estén dañadas, a menos que continuar transportándolas sea inútil o imposible.
 
Mercancías perdidas o robadas: Esto incluye la pérdida o el robo demostrable de parte o la totalidad del envío. En tales casos, es importante demostrar que la pérdida o el robo ocurrió durante el transporte de las mercancías. En principio, una pérdida se indica con una nota en la documentación de transporte que enumera el contenido y las cantidades del envío. El transportista firma la documentación de transporte cuando recibe el envío. Si el destinatario descubre una pérdida al recibirla y la anota con una reserva en la documentación de transporte, esto sirve como prueba de que la pérdida ocurrió en tránsito.
 
El robo debe probarse, por ejemplo, con la ayuda de imágenes videovigilancia. Cualquier caso de robo siempre debe ser denunciado a la policía y la responsabilidad de hacerlo recae en la parte en posesión del envío en el momento del robo. Si no hay prueba real del robo, el incidente se considera una pérdida.
 
Si solo se pierde o es robada una parte del envío, la parte afectada recibe una indemnización proporcional. En caso de pérdida o robo de carga aérea o marítima, el transportista es directamente responsable. Para el transporte por carretera, es suficiente una nota sobre el contrato de transporte.
 
Retrasos: La entrega tardía de las mercancías a veces puede provocar pérdidas económicas, conocidas como "daños indirectos" o "daños especiales". Los transportistas y transitarios casi nunca aceptan responsabilidad por daños de este tipo. A lo sumo, están obligados a reembolsar los costes de transporte pagados si se pueden demostrar errores o negligencia. Por lo general, no es posible asegurarse contra daños indirectos. Esto se debe a que es difícil cuantificar el alcance exacto de tales pérdidas y estimar el nivel de riesgo asociado.
 
Avería Gruesa (solo flete marítimo): Esto no sucede a menudo, pero es importante tenerlo en cuenta. Avería Gruesa se refiere al daño colectivo tanto a un buque como a su carga. Si un buque está en peligro, puede ser necesario hacer sacrificios para salvaguardar el propio barco, su tripulación y su carga. Todos los costes asociados con la operación de salvamento, incluido el valor de los bienes sacrificados, se comparten proporcionalmente entre los propietarios del buque y los propietarios de la carga. En la práctica, esto significa que el remitente del flete marítimo asume parte de los costes. Sin embargo, es posible asegurarse contra tales riesgos.
 

Presentar reclamaciones por daños, pérdidas o robo

Para responsabilizar a un transportista, es necesario presentar una reclamación por daño, pérdida o robo dentro de un cierto período de tiempo. Para envíos no asegurados transportados como flete aéreo o marítimo, el remitente debe reclamar daños en un plazo máximo de dos años. En el caso del transporte por carretera, el plazo correspondiente es más corto: solo un año.
 
Si el envío estaba asegurado, el remitente debe primero informar al transportista y luego contactar con la compañía de seguros para presentar una reclamación. El plazo para presentar una reclamación varía de una póliza de seguro a otra. Si se aprueba la reclamación, la compañía de seguros reembolsará el valor total con base en la factura comercial. Si no hay factura comercial, se utilizará el valor de mercado para determinar la cantidad de indemnización.
 
La compañía de seguros, a su vez, responsabiliza al transportista del reembolso de los costes correspondientes.
 

Cuando las opiniones difieren

En general, la mayoría de transportistas y clientes logran resolver las cosas sin demasiados problemas. Sin embargo, a veces puede haber opiniones contradictorias sobre un incidente.
Recopila siempre toda la documentación relevante, como conocimientos de embarque y acuerdos de transporte. Estos documentos indican el estado y el contenido del envío en el momento en que el transportista lo recibió.
Si persisten las diferencias de opinión, solicita la ayuda de un périto independiente. El transportista es generalmente responsable de dar este paso.
 

Considera el coste y el beneficio

El seguro es dinero bien invertido, porque es raro que un envío tenga un valor inferior a la cantidad de la que es responsable el transportista o transitario.
Siempre hay factores que no están cubiertos por la responsabilidad, por lo que al decidir si es necesario o no un seguro de transporte para su envío, ten en cuenta el principio del seguro. El seguro ofrece cobertura contra daños relativamente extensos que ocurren con relativa poca frecuencia.
 
Si el valor de tu envío excede la cantidad por la que es responsable el transportista o transitario, o si realizas un envío a destinos inusuales que carecen de una infraestructura bien organizada, debes considerar seriamente asumir los costes adicionales relativamente bajos del seguro de transporte.
 
Más información sobre cómo proteger tus bienes contra el riesgo de pérdida o daño con el seguro de transporte de DSV

¿Alguna pregunta?

Nuestros expertos están disponibles para ayudarte. Contacta y encontraremos la solución que necesitas.

Jennifer contacta dsv_general