Logo DSV
Solicita una cotización

Transporte de mercancías por ferrocarril entre China y Europa: Una opción rápida y rentable

Junto con el transporte aéreo y marítimo, el transporte ferroviario de mercancías es ahora una forma cada vez más atractiva de enviar mercancías entre China y Europa. Las principales ventajas son la velocidad y el coste. El transporte de mercancías por ferrocarril es más rápido que el transporte marítimo y más rentable que el transporte aéreo.

Respaldado por inversiones del gobierno chino, el transporte de mercancías por ferrocarril permite transportar mercancías del norte y centro de China directamente a muchos países de Europa, en algunos casos con la entrega de última milla realizada por camión o por rutas short sea shipping. Analizamos las ventajas del transporte de mercancías por ferrocarril entre China y Europa, las rutas principales y algunas consideraciones prácticas al enviar mercancías por ferrocarril.
 

Ventajas del transporte de mercancías por ferrocarril

Velocidad: Más rápido que un barco

El viaje en tren de China a Europa, de terminal a terminal y dependiendo de la ruta, dura entre 15 y 18 días. Eso es aproximadamente la mitad del tiempo del transporte de contenedores por barco entre China y Europa.
 
Gracias a estos tiempos de tránsito más cortos, las empresas pueden reaccionar más rápidamente a las cambiantes demandas del mercado. Además, los tiempos de tránsito más cortos conducen a más rotaciones y, por lo tanto, a menos existencias en la cadena de suministro. En otras palabras, las empresas pueden liberar capital de trabajo y reducir sus costes de capital.
 
El ahorro de costes en el pago de intereses sobre el stock es otra ventaja. Por lo tanto, el ferrocarril es una alternativa atractiva al transporte marítimo para, por ejemplo, productos electrónicos de alto valor.
 

Coste: Menos costoso que un avión

El transporte marítimo ofrece los costes más bajos y actualmente es el método de envío preferido hacia y desde China. Sin embargo, los tiempos de tránsito son largos. Así pues, cuando la velocidad es prioritaria, entra en juego el transporte aéreo, aunque los costes son mucho más elevados.
 
Dependiendo del punto de partida, el destino y el volumen, transportar un contenedor de puerta a puerta por ferrocarril es aproximadamente el doble del coste del flete marítimo y una cuarta parte del coste del envío de mercancías por transporte aéreo.
 
Por ejemplo: Un contenedor de 40 pies puede contener 22.000 kg de mercancías. En tren, el coste rondaría los USD 8.000. Por marítimo, la misma carga costaría alrededor de USD 4.000 y por aéreo USD 32.000. 
En los últimos años, el ferrocarril se ha posicionado directamente entre el marítimo y el aéreo, siendo menos costoso que el transporte aéreo y más rápido que el transporte marítimo.

Sostenibilidad: Más respetuoso con el medio ambiente que el transporte aéreo

El transporte marítimo sigue siendo el modo de transporte más respetuoso con el medio ambiente. Sin embargo, las emisiones de CO2 del transporte de mercancías por ferrocarril son significativamente más bajas que las del transporte aéreo, un argumento que adquiere cada vez más importancia.

Rutas de transporte de mercancías por ferrocarril entre China y Europa

Hay dos rutas principales para los trenes de mercancías, con varias subrutas:
  • La ruta sur a través de Kazajstán y el sur de Rusia es la más adecuada para el transporte de mercancías hacia y desde el centro de China, por ejemplo, las regiones que rodean Chengdu, Chongqing y Zhengzhou.
  • La ruta del norte a través de Siberia es ideal para el transporte de contenedores para las regiones del norte alrededor de Beijing, Dalian, Suzhou y Shenyang. En Europa, las terminales más importantes son Duisburg y Hamburgo en Alemania y Varsovia en Polonia. 
El ferrocarril es ideal para empresas cuyas mercancías tienen una vida útil demasiado corta para permitir el envío maritimo. También es interesante para productos de bajo margen donde el transporte aéreo es demasiado costoso.
La mayor parte de los envíos ferroviarios desde Asia a Europa se destinan a industrias como la automoción, el consumo, el comercio minorista y la moda, la fabricación industrial y la tecnología. La mayoría de los productos tienen como destino Alemania, el mercado más grande, pero las entregas también van a los países vecinos: Bélgica, los Países Bajos, Francia, Dinamarca, Suiza y, a veces, se extienden hasta el Reino Unido, España y Noruega. 
 

Consolida varias mercancías en envíos totalmente controlados

Además de las cargas de contenedores completos (FCL), recientemente se han puesto a disposición las cargas parciales (LCL) y los proveedores de logística organizan la consolidación de varias cargas de diferentes clientes en contenedores completos. Esto hace que el ferrocarril sea una solución atractiva para envíos más pequeños.
 
Por ejemplo, DSV ofrece servicios ferroviarios directos LCL que funcionan con regularidad:
  • Shanghai a Düsseldorf: servicio de carga semanal que llena dos contenedores de 40 pies
  • Shanghai a Varsovia: seis a siete contenedores de 40 pies por semana
  • Shenzhen a Varsovia: uno o dos contenedores de 40 pies por semana
En los últimos años, China ha realizado inversiones sustanciales en el enlace ferroviario entre Asia y Europa en el marco de la Iniciativa Belt and Road, construyendo sus propias terminales y líneas ferroviarias. Estas inversiones apuntan a tiempos de tránsito aún más cortos y menores costes a largo plazo.
 
Hay más mejoras en camino. Los contenedores reefer (refrigerados) se utilizarán en una escala mucho mayor. Esto permitirá que los productos perecederos se gestionen de forma más eficiente. Actualmente, el transporte aéreo es el medio principal de envío de productos perecederos, que es una solución cara. También se está estudiando la posibilidad de enviar contenedores de tamaño no estándar y mercancías peligrosas.

 

CONSULTA NUESTROS SERVICIOS DE TRANSPORTE POR FERROCARRIL

Qué considerar al realizar envíos por ferrocarril

Envíos intermodales de puerta a puerta

Al igual que con el transporte aéreo y marítimo, debes tener en cuenta el movimiento previo y posterior al envío de tus mercancías. Para el transporte de mercancías por ferrocarril, debes tener la mercancía embalada en un contenedor que se pueda alquilar en el depósito de contenedores del operador ferroviario. Si tu almacén está cerca del depósito de contenedores, puede ser conveniente trasladar la mercancía por carretera al depósito para transferirlos a los contenedores allí, en lugar de alquilar un contenedor vacío para cargar en tus instalaciones. De cualquier manera, en comparación con los puertos marítimos, los operadores ferroviarios tienen depósitos mucho más pequeños. Por lo tanto, debes considerar cuidadosamente el transporte hacia y desde el depósito, ya que el espacio de almacenamiento es más limitado.
 

Sanciones comerciales o boicots

Algunos países a lo largo de la ruta están sujetos a sanciones o boicots por parte de países europeos y viceversa, lo que significa que algunas mercancías pueden estar sujetas a prohibiciones para ciertos países. La infraestructura rusa es muy antigua y el nivel de inversión es mucho menor que en China, por ejemplo. También hay que tener en cuenta que es necesario cruzar varias fronteras entre países sin acuerdos comerciales mutuos. Evita retrasos asegurándote de que tu documentación esté en orden.
 

Control de temperatura

Siempre que las mercancías se envían por ferrocarril, existen grandes diferencias de temperatura ambiente en períodos cortos de tiempo que deben tenerse en cuenta. En China pueden llegar a temperaturas muy altas, mientras que en Rusia, se pueden llegar a temperaturas bajo cero. Estos cambios de temperatura pueden causar problemas en algunos productos. Consulta con tu proveedor de logística y transporte sobre qué medidas se toman al enviar mercancías que requieren transporte y almacenamiento con temperatura controlada.
 
El transporte de mercancías por ferrocarril puede ser una alternativa fiable, rápida y eficaz a los métodos de transporte existentes. Obtén una comparación de nuestros expertos para ver cómo puedes ahorrar costes y ganar velocidad con una solución ferroviaria que se adapte a tus necesidades.

¿Alguna pregunta?

Nuestros expertos están disponibles para ayudarte. Ponte en contacto y encontraremos la solución que necesitas.

contacta dsv road